Temporada de Resfríos

¡Aaaaachuuuuú!
 
Los pañuelos desechables por todas partes; limonadas, paracetamol; ojeras, nariz roja, frío, tos y un terrible malestar. El resfrío común es la enfermedad más frecuente del invierno. Si bien es una patología benigna, no hay duda que es molesta; en general no presenta fiebre, pero sí secreción nasal líquida, tos irritativa y dolor de garganta, síntomas que luego de dos a tres días tienden a desaparecer.
“Producidos por los llamados rinovirus, estos resfríos pueden ser padecidos por una misma persona decenas de veces. Y como son infecciones virales autolimitadas, los tratamientos antibióticos no tienen ningún efecto sobre ellos”, comenta el infectólogo de CLC, doctor Juan Pablo Torres.




¿QUÉ HACER?
 
No hay una demostración de una terapia eficaz para tratar ni prevenir el resfrío común y no hay diferencia entre los tratamientos para adultos mayores, niños o embarazadas. Sólo se debe tener paciencia y esperar que la enfermedad tenga su evolución natural y, en caso de mucho malestar o algo de fiebre, se puede tomar paracetamol o el antipirético indicado por un médico según la condición.

- COMPLICACIONES: Sí, es importante saber distinguir cuándo un resfrío se ha complicado, ya que estas infecciones virales pueden predisponer a infecciones más complejas como otitis, sinusitis y, eventualmente, neumonía.

- PREVENCIÓN: “No existen medicamentos ni vitaminas que puedan prevenir eficazmente un resfrío común”, reitera el doctor Torres. Y, además, advierte, es una enfermedad contagiosa. “Si en la casa hay uno que esté resfriado, es probable que alguien más de la familia también pueda enfermar”. Lo mismo sucede en lugares públicos como centros comerciales, supermercados, colegios, jardines infantiles o cines, verdaderas fuentes de contagio.

- CONTAGIO: El contagio del resfrío común es principalmente por vía aérea, a través del estornudo. “Las gotitas de un estornudo pueden recorrer una distancia de hasta un metro. Por eso, para prevenir el contagio, una buena idea es alejarse del enfermo más allá de esa distancia y no concurrir a lugares masivos”.
Por otra parte, las manos también hacen su trabajo en la propagación del virus. Y es porque quedan contaminadas cuando nos sonamos o cuando estornudamos y nos tapamos la boca. Entonces, el lavado de manos sí es una medida fundamental para detener la transmisión de estos virus.


EL RESFRÍO COMÚN TIENE UNA DURACIÓN DE 2 A 3 DÍAS Y SE DEBE ESPERAR CON PACIENCIA SU EVOLUCIÓN NATURAL. EL PERÍODO DE INCUBACIÓN ES DE 1 A 2 DÍAS.




SÍNTOMAS DE RESFRÍO COMÚN.
  • Coriza mucosa (secreciones líquidas por la nariz).
  • Estornudos.
  • A veces, dolor de garganta.
  • Tos leve.
  • Habitualmente no existe fiebre y si se presenta, es de alrededor de 37,5º.
PREVENCIÓN DE TRANSMISIÓN.
  • Cubrir la tos o los estornudos con el antebrazo o un pañuelo desechable.
  • Lavarse las manos, tanto el enfermo como los que están cerca de él. Evitar los besos y abrazos.
  • Evitar las aglomeraciones.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura; tampoco sobreabrigarse. Cuidado con los niños más pequeños, si se abrigan mucho se les puede producir un shock que puede llegar a ser letal.
  • Evitar contacto con enfermos.
MANEJO GENERAL PARA EL RESFRÍO.
  • El resfrío común tiene una duración de 2 a 3 días. Se debe esperar con paciencia la evolución natural de la enfermedad. Su período de incubación es de 1 a 2 días.
  • Tomar mucho líquido. Agua o jugos con vitamina C como naranjada o limonada.
  • Reposo relativo.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Lavarse constantemente las manos con jabón o alcohol gel.
  • Consultar a un médico si su evolución escapa de lo descrito.

Recomendaciones del Comité Paritario de Higiene y Seguridad.


Fuente: www.clc.cl